Tratar la obesidad con el la banda gástrica ajustable: un enfoque quirúrgico

Hoy en día, los pacientes con problemas graves de sobrepeso que nunca han sido capaces de adelgazar mediante píldoras, una alimentación especial u otros programas de pérdida de peso, tienen una opción quirúrgica mínimamente invasiva que reduce de forma significativa la ingestión de alimentos: el Sistema de la Banda gastrica ajustable crea una sensación temprana de plenitud y limita el consumo de alimentos.

El Sistema LAP‑BAND, que es ajustable y reversible, se implanta mediante cirugía laparoscópica, es decir, sin practicar incisiones o grapados del estómago, y sin alterar el recorrido gastrointestinal de una digestión normal. Hasta la fecha, más de 250.000 pacientes de todo el mundo han optado por el Sistema LAP-BAND, y el interés por el uso de este sistema ha crecido enormemente en EEUU desde su aprobación por parte de la Food and Drug Administration, el organismo responsable de la autorización del registro de productos médicos y farmacéuticos en el mercado estadounidense.

Consiste en poner una anilla en la entrada del estómago para evitar la ingesta masiva de alimentos. Se puede hacer por vía abierta, pero su atractivo es que se hacer por laparoscopia, es decir sin abrir el abdomen.

Ventajas:


- Se hace por vía laparoscópica (menos dolor, cicatriz mínima, alta precoz).
- El diámetro de la anilla se puede regular después de la operación.
- No se altera el estómago.
- Se puede retirar la anilla por vía laparoscópica.
- Si falla, se pueden hacer intervenciones secundarias con facilidad.
- El estómago operado se puede estudiar por radiología o endoscopia.

Inconvenientes:


- No es buena para los pacientes golosos.
- No es buena para los superobesos.
- Fácil de "sabotear" con dulces o natas. El paciente "puede" más que la intervención.
- Puede necesitar ajustes del tamaño de la anilla, a veces frecuentes.
- Alto índice de reoperaciones por desajustes en la anilla.
- No ha pasado aún a prueba del tiempo, más allá de 5 años, para saber los resultados finales a largo plazo.
- Las pérdidas de sobrepeso son bajas y rondan el 50-60%. No ayudan a más del 60% de los pacientes.
- Las anillas en general dan mala calidad de vida al dificultar la ingesta.
- Los pacientes vuelven a ganar parte del peso por el sabotaje.

Es la técnica de elección en Europa y Australia en pacientes no superobesos ni golosos.

Chirurgische Praxis am Dornbusch  |  info@dornbuschklinik.com